Página principal  |  Contacto  

Correo electrónico:

Contraseña:

Registrarse ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

ECUADOR NOSTALGIA
 
Novedades
  Únete ahora
  Panel de mensajes 
  Galería de imágenes 
 Archivos y documentos 
 Encuestas y Test 
  Lista de Participantes
 CHAT NOSTALGICO 
 
 
  Herramientas
 
General: MANUELA CAÑIZARES...
Elegir otro panel de mensajes
Tema anterior  Tema siguiente
Respuesta  Mensaje 1 de 1 en el tema 
De: LUISIN  (Mensaje original) Enviado: 02/08/2009 04:30

Manuela Cañizares, heroína ecuatoriana.

 “¡Hombres cobardes, nacidos para la servidumbre! ¿¡de que tenéis miedo!?”

 

 

No siempre los hombres y mujeres ecuatorianos fuimos tan resignados como ahora frente a la entrega de extraños intereses extranjeros y ocultas ambiciones dictatoriales de nuestro gobierno de turno; en otras épocas y en condiciones de mayor desventaja bélica, patriotas que lucharon por la libertad, entregaron su vida para expulsar a los colonizadores.

Ese fue el papel que cumplió Manuela Cañizares y Álvarez, una quiteña, de amplia cultura, de sangre ardiente. Nacida en 1769, bordeaba por entonces 40 años, en plenitud de su feminidad y por sus venas corría la sangre de una patriota que buscaba defender con todas sus fuerzas la libertad y la independencia. Fueron esas cualidades las que le llevaron a convertirse en una protagonista de la gesta que forjó una patria libre y soberana.
Su ánimo fuerte y decidido, su capacidad audaz, como para influir en personalidades de la talla del obispo Cuero y Caicedo, el marqués de Selva Alegre, Don Juan de Díos Morales, Quiroga, Juan de Salinas, Arenas, Azcázubi, Antonio Ante, Miguel Riofrío y decenas de otras importantes figuras, fue vital para dar valor e hidalguía a estos próceres de la independencia.
Los brotes libertarios en la Presidencia de Quito se originan en la revolución de los encomenderos, la revolución de las alcabalas, la revolución de los estancos, además de las ideas revolucionarias de Eugenio Espejo. Desde los últimos meses del año 1808, un grupo de patriotas se reunían clandestinamente en casa de distintos ciudadanos comprometidos en la revolución.
En la noche del 9 de agosto de 1809, se reunieron en la casa de Manuela Cañizares, para tratar sobre el golpe fijado para el 10. Luego de mucho discutir, no llegaron a un acuerdo y algunos empezaron a abandonar la reunión; Manuela Cañizares toma su puñal en la mano y se para en la puerta de su casa, para evitar que salgan y hasta los insulta: “!cobardes! ¡hombres nacidos para la servidumbre! ¿de qué tenéis miedo!?. Logra la unidad y se firma el Acta de la Independencia proclamada en la madrugada.
La conspiración estalló el 10 de agosto de 1809. Algunos intelectuales y miembros de las familias más destacadas de Quito, decidieron nombrar el “Primer gobierno independiente ecuatoriano”, con el nombre de “Junta Soberana de Quito”.
Consiguieron sin dificultad el apoyo de las tropas locales y tomaron presos a los miembros del gobierno. Pero el golpe no tuvo el apoyo del resto de las provincias, salvo algunos intentos en Guayaquil y Cuenca.
Lamentablemente las limitaciones del nuevo gobierno y las divisiones internas debilitaron este primer intento libertario. Restituido el presidente de la Audiencia, la respuesta de las autoridades coloniales fue violenta, Los próceres fueron perseguidos y encarcelados. A ello se sumaron los refuerzos que enviaron los virreinatos del Perú y Nueva Granada.
Al empezar la tarde del 2 de agosto de 1810, un grupo de patriotas intentó asaltar la prisión para liberar a los próceres, inmediatamente los soldados del rey irrumpieron en las celdas masacrando a 72 prisioneros, saquearon y asesinaron en las calles a la población. Ese día en Quito, que apenas tenía 30.000 habitantes, murieron 300 personas.
Después de la masacre al pueblo, los españoles publicaron una lista de los patriotas que faltaban por apresar en esta se encontraba Manuela Cañizares perseguida por los aparatos represivos de la colonia, perdió lo poco de fortuna que tenía. Huyo a Pujilí, allí se casó. En 1814, cinco años después del grito de la Independencia que ayudo a forjar, murió pobre, pero con la gloria de haber construido en gran parte la libertad de su patria.
“Caro fue el precio pagado por la Patria y sus héroes pero el sacrificio fue el fermento de la guerra libertaria de Hispanoamérica”, dice Cesar Augusto Alarcón Costa. Y el historiador Jorge Salvador Lara, en su obra “La Patria Heroica”, informa que al primer grito de independencia de Quito le siguieron: la Junta de Caracas, 19 de abril de 1810; la Junta de Bogotá, 20 de julio de 1810; el Grito de Dolores (México), 15 de septiembre de 1810; la Junta de Santiago de Chile, 18 de septiembre de 1810.
¡Oh, Manuela!
Su exclamación...
 “!hombres cobardes, nacidos para la servidumbre ¿de que tenéis miedo!?”
 Hoy mas que nunca retumba por todos los puntos de la patria!, reclamando una mayor defensa de nuestra heredad libertaria ganada a sangre y fuego por nuestros libertadores y asi orgullosos conservar altivos nuestra dignidad nacional  ante obscuras y mesquinas intenciones debido a afanes dictatoriales que se avecinan.
 
Saludos a nuestras dignas y valientes mujeres ecuatorianas, herederas de la berraquera de esta gran mujer:
Estamos en guardia! mucho cuidado!!!
VIVA LA PATRIA CARAJOOOOO!!!
 
Con un patriótico abrazo: Luis Riofrio (LUISIN.)


Primer  Anterior  Sin respuesta  Siguiente   .ltimo  
Anuncios:

 

©2014 - Gabito Grupos - Todos los derechos reservados