Página principal  |  Contacto  

Correo electrónico:

Contraseña:

Registrarse ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Grupo de Neuróticos Anónimos
 
Novedades
  Únete ahora
  Panel de mensajes 
  Galería de imágenes 
 Archivos y documentos 
 Encuestas y Test 
  Lista de Participantes
 Nuestra sala de Chat 
 Sesiones Diarias 
 
 
  Herramientas
 
General: GROVER FUNDADOR DE NEUROTICOS ANONIMOS
Elegir otro panel de mensajes
Tema anterior  Tema siguiente
Respuesta  Mensaje 1 de 1 en el tema 
De: neurosisanonima  (Mensaje original) Enviado: 21/03/2012 00:08
HISTORIA DEL FUNDADOR DE N.A.

Soy Grover y soy un Neurótico. Soy también un Alcohólico, pero puedo decir gracias a Dios que soy un Neurótico recuperado y un Alcohólico contrarrestado.

Yo se que tuve severos problemas emocionales mucho tiempo antes de haber bebido por primera vez.

Era un muchacho con disturbios; consentido, temperamental, temeroso y solitario. Peleaba con mis padres, les contestaba y les gritaba, luego me arrepentía y el remordimiento era casi insoportable, pero no podía hacer nada. Sufrí de asma psicosomática durante años.

Crecí con estas inadaptaciones profundamente arraigadas en mi. Fui un solitario en la escuela secundaria, pero mi aprovechamiento fue bueno.

Después de graduarme en la secundaria empecé a trabajar y, posteriormente, caí en una profunda depresión. No sabía que era lo que me había pasado, solo sabía que estaba en las profundidades de la desesperación.

Después de una encendida discusión con mi patrón, que era un hombre amable y se dio cuenta de que yo era un enfermo, me sugirió que viera un psiquiatra. Así empecé a ver a uno que el mismo me había recomendado. Lo estuve viendo durante dos años, dos veces a la semana.
Investigamos sobre la niñez y trabajamos sobre mis problemas. Dire que el haber visto a este psiquiatra me ayudo mucho, pero yo no me recupere. De hecho tuve tantas ideas suicidas que al final de los dos años el psiquiatra se puso en contactos con mis padres en Arkansas y les dijo que se trasladaran a Washington para encargarse de mi, que el no podía hacerse responsable por mas tiempo.

Mis padres acudieron por mi. Entonces, empecé una serie de intentos de suicidio.
Intente suicidarme cinco veces antes de cumplir 21 años de edad, y en la ultima ocasión estuve a punto de lograrlo. Fui descubierto accidentalmente y llevado a toda prisa al hospital envuelto en hielo y me hicieron una extracción espinal para determinar lo que había tomado, me hicieron un lavado de estomago y fui alimentado por vía intravenosa , estando inconsciente por dos días; apenas me salvaron. Realmente pienso que este fue un serio intento de suicidio. Después de este suceso, de alguna forma estaba consciente de que debería seguir viviendo.

Descubrí las relaciones adultas y el alcohol. Yo quería dinero para un departamento, para un carro, citas y bailes, cine y esta clase de vida, asi que deje de ver al psiquiatra.

Yo no era alcohólico al inicio , ya que me tomo años desarrollar el alcoholismo y solía decir: “ Se que nunca me volveré alcohólico, porque no me gusta mucho el alcohol” pero me gustaba la clase de vida que estaba asociada con el licor.


El ambiente del Club Campestre, elegantes centros nocturnos. Clubes de ferrocarriles, beber martinis a la orilla de la alberca y el océano, parecía un maravilloso método para ascender en la escala social y así lo hice. Ascendí en la sociedad y conocí a mucha gente elegante. Pero alrededor de quince años después de una carrera exitosa, no supe que sucedió.

Me había vuelto alcohólico, pero no lo sabia, solo sabia que me encontraba en agonia emocional. Fui de mal en peor, alcanzando el fondo totalmente. Nada me interesaba, solo tratar de matar la pena emocional con la botella.

No sabía que el alcohol estaba creando y complicando el dolor y el problema. Solo un alcohólico sabe lo que yo pase durante varios años.

Empecé a ver al psiquiatra de nuevo, al mismo que había visto antes. Así que en total tuve un tratamiento psiquiátrico de más de cinco años. El me estuvo tratando por varios años y sin embargo continúe bebiendo.

Nunca me dijo que yo era alcohólico, aunque lo sabía. Esperaba que estuviera dispuesto a recuperarme. Finalmente, toque el fondo del que hablamos en Alcohólicos Anónimos.

Fui al psiquiatra y le dije. “Creo que soy un alcohólico y hare cualquier cosa para recuperarme, ya no aguanto más”, el inmediatamente me sugirió que me pusiera en contacto con Alcohólicos Anónimos. Le replique: “Pero a uno solo lo hacen dejar de beber y usted no me puede quitar el licor hasta que cure mis emociones; no lo podría aguantar, seria cruel”. El me dijo: “Ellos tienen las respuestas para eso. Póngase en contacto con ellos.

Bien, me puse en contacto con A.A. ; y por primera vez en mi vida tuve la ayuda que necesitaba y quería. Sentí que había llegado a casa. En un corto tiempo sentí una vida maravillosa, nueva y feliz, una vida que había deseado siempre y que nunca creí que existiera. Cuando hablo en Alcohólicos Anónimos les digo: “Si fue el alcohol el que me hizo encontrar lo que tengo ahora, entonces estoy contento de ser alcoholico”. Porque A.A. ha tratado los problemas que yo tenía antes de haber bebido, los problemas de mi niñez.

Aquí se encuentra el completo alivio, la completa recuperación. La completa vida maravillosa, feliz, nueva y plena que siempre había deseado y siempre podre conservar siguiendo el programa de A.A.; un día a la vez.

Me consideraba a mi mismo un depresivo, no un maniaco depresivo, solo un depresivo. Siempre estaba decaído, siempre deprimido, algunas veces más que otras. Pero ahora puedo asegurar que no he estado deprimido por largo tiempo. Ya no he padecido las depresiones. Y puedo permanecer así en tanto practique el Programa. ¡Esto es para mi recuperarse! Soy feliz por primera vez en mi vida. ¡Se todo lo que es la vida y la amo! Antes la odiaba. Ahora estoy lleno de energía y de amor por la vida. Ahora puedo trabajar y lo disfruto.

El objeto de esta larga narración es para decirle que usted también puede tener esta felicidad y se puede recuperar. Usted no tiene que convertirse en un alcohólico para obtener ayuda. Hemos comprobado que el Programa de Recuperación de Alcohólicos Anónimos, también trabaja para individuos no alcohólicos con disturbios emocionales. Neuróticos Anónimos está aquí para ayudarle a usted, como está ayudando a muchos otros.
_______Extraido del Folleto Informativo de N.A.____________


Primer  Anterior  Sin respuesta  Siguiente   .ltimo  
Anuncios:

 

©2014 - Gabito Grupos - Todos los derechos reservados